Rodrigo Aguirre firmó contrato con Botafogo y se convirtió oficialmente en jugador del club.

El fogão se interesó en el futbolista desde el momento en que dejó a Nacional, en el cual estuvo a préstamo por un año en la temporada pasada.

Cerca estuvo el club brasileño en contratarlo pero no lograron llegar a un acuerdo con Udinese, quien tenia el poder de su ficha. Sin embargo insistieron y tendrán la oportunidad de ver al delantero vestido de negro y blanco.

El jugador hizo su debut en primera de Liverpool, formó parte del proceso de selecciones juveniles y le sirvió para emigrar al viejo continente, donde Italia sería su paradero, más precisamente a Udinese.

No pudo ganarse un puesto allí y pasó a préstamo a Empoli, luego a Perugia, ambos del mismo país, y a Lugano de Suiza, antes de llegar a los tricolores donde volvió a mostrar su potencial y lograr que un grande de Brasil se fije en él.

Aguirre volverá a tener la oportunidad de llegar a su máximo nivel que tanto se le ha hecho difícil alcanzar.

Fonte: La Oral Deportiva